Halloween – La Leyenda de Jack O Lantern

Halloween – La Leyenda de Jack O Lantern

Si os parece bien, vamos a centrarnos en la historia de Halloween a partir de la llegada masiva de los Irlandeses a Estados Unidos alrededor de 1845; y de como la tradición del All Hallows Eve declinó en Halloween, y la historia de Jack O Lantern dio lugar a las famosas calabazas que hoy en día conocemos.

No es que lo anterior no tenga interés, todo lo contrario, pero por casi todos es ya sabido que la historia de Halloween se remonta a la antigua tradición celta del Samhain.

En ella se apagaban las luces y rezaban para que la muerte pasara de largo sin tocar en su puerta; además se festejaba el final del verano. Con el transcurrir del tiempo, la Iglesia Católica en el siglo VII intentó atajar la arraigada tradición pagana convirtiéndola en una celebración cristiana. Esta fiesta es la que todos conocemos como la Vispera del Día de todos los Santos.

Y hasta ahí el repaso de historia, vamos a la parte que nos ocupa.

Halloween -La Leyenda de Jack O Lantern

Como toda leyenda que se precie, la leyenda de Jack O Lantern tiene varias versiones. Estas, si bien difieren un tanto en la forma no en el fondo. Casi todas cuentan la historia de un granjero llamado Jack. Este era un pendenciero, perezoso, borrachin y amigo de lo ajeno, que gastaba los días entre la taberna y un roble, bajo el que dormitaba a menudo.

Las historias

En una de las más famosas, el mismo diablo se presentó ante él para reclamarle su alma, pero el astuto Jack, le retó a trepar al roble bajo el que descansaba, y una vez que el diablo subió, el ingenioso borrachín talló rápidamente una cruz en el tronco impidiéndole así bajar de nuevo.

En otra igual de famosa, Jack estaba medio borracho en la taberna cuando se encontró con el diablo y fue capaz de tentarlo con su alma si le invitaba a un último trago. El ser de tinieblas se convirtió en moneda para pagar al camarero por la bebida y raudamente Jack lo metió en su monedero en donde había grabada una cruz imposibilitándole de salir.

Elijas la versión que elijas, el resultado final siempre es el mismo. Jack hizo un trato con el mismísimo señor del infierno por el cual, jamás se llevaría su alma.

Años después Jack murió, pero, debido al tipo de vida ruin y pendenciera que había llevado no pudo entrar en el cielo, cuando intentó entrar en el infierno, el diablo le recordó que había prometido no tomar su alma, así que tampoco pudo entrar.

En ese instante Jack supo que no tenía adonde ir, y ni siquiera podía ver, ya que las tinieblas le rodeaban. En ese momento, satán le tiro una brasa infernal que ardería eternamente a modo de última burla.

Jack ahuecó un nabo y puso la brasa en su interior para alumbrar, aunque fuera mínimamente su vagar eterno.

Hasta ahí la leyenda de Jack O Lantern, que los Irlandeses llevaron con ellos al emigrar a Estados Unidos.

Y el nabo se convirtó en calabaza

Pero ¡Vamos a ver! la historia habla de un nabo, ¿qué tiene eso de parecido con una calabaza?. La explicación es bastante sencilla. Al llegar a América los emigrantes se dieron cuenta de que la producción de nabos era bastante exígua, y estos eran muy caros, pero lo que sí abundaba eran las calabazas cultivadas en su mayor parte como forraje, así que simplemente cambiaron de hortaliza.

Y hasta aquí la Leyenda de Jack en los especiales de Halloween

.